está usted en: inicio --> cuentos --> saber escuchar

Los cuentos y la percepción de las palabras

Saber escuchar 


Un vecino de Nasrudín fue a visitarlo.


- Maestro, necesito que me preste su burro. 

- Lo lamento - dijo el Maestro - pero ya lo he prestado.  

 

No bien terminó de hablar, el burro rebuznó. El sonido provenía del establo de Nasrudín.  

 

- Pero, Maestro, puedo oír al burro que rebuzna ahí dentro.

 

Nasrudín replicó con dignidad:

 - Un hombre que cree en la palabra de un burro más que en la mía no merece que le preste nada.

c. popular

inicio