está usted en: inicio --> fábulas --> el águila, el cuervo y el pastor

El águila, el cuervo y el pastor

El águila, el cuervo y el pastor

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito. La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mala técnica en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

 

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo y, cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños. Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y él les dijo: - Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.

 

Moraleja: Ser realista con nuestro alcance físico-mental y reconocer nuestras carencias. Eso no significa ser más débil o torpe, al contrario, nos engrandece como seres humanos.... Cada ser humano está dotado para algunas cosas y no para otras.

 

Ser consciente de quiénes somos y no vivir creyendo que tenemos las mismas cualidades que los demás, si así fuera, todos seriamos unas fotocopias de otros...

Esopo

Conclusión: Ser siempre uno mismo.

 

inicio