Faltas ortografía / Corregir / Casa Vieja 1

está usted en: inicio --> listado de fichas -->fichas corregir--->casa vieja 1ª parte

El ejercicio se basa en la lectura, comprensión y la observación para corregir los errores ortográficos. 
Texto para imprimir y corregir las faltas ortográficas que contiene. Lo pueden hacer en grupo o individualmente; en caso de hacerlo en grupo se harán tantas copias como niños haya en el grupo, primero leerán el cuento y luego corregirán pudiendo, al final, intercambiar opiniones sobre la lectura.
corregir faltas
corregir faltas
corregir faltas
corregir faltas


corregir faltas
corregir faltas

La casa vieja
Hans Christian Andersen
 
...Frente por frente había también casas nuevas que pensaban como las anteriores; pero en una de sus ventanas vivía un niño de coloradas mejillas y ojos claros y radiantes, al que le gustaba la vieja casa, tanto a la luz del sol como a la de la luna. Se entretenía mirando sus decrépitas paredes, y se pasaba horas enteras imaginando los cuadros más singulares y el aspecto que años atrás debía de ofrecer la calle, con sus escaleras, balcones y puntiagudos hastiales; veía pasar soldados con sus alabardas y correr los canalones como dragones y vestiglos. Era realmente una casa notable. En el piso alto vivía un anciano que vestía calzón corto, casaca con grandes botones de latón y una majestuosa peluca. Todas las mañanas iba a su cuarto un viejo sirviente, que cuidaba de la limpieza y hacía los recados; aparte él, el anciano de los calzones cortos vivía completamente solo en la vetusta casona. A veces se asomaba a la ventana; el chiquillo lo saludaba entonces con la cabeza, y el anciano le correspondía de igual modo. Así se conocieron, y entre ellos nació la amistad, a pesar de no haberse hablado nunca; pero esto no era necesario.
 
El chiquillo oyó cómo sus padres decían:
 
-El viejo de enfrente parece vivir con desahogo, pero está terriblemente solo.
 
El domingo siguiente el niño cogió un objeto, lo envolvió en un pedazo de papel, salió a la puerta y dijo al mandadero del anciano:
 
-Oye, ¿quieres hacerme el favor de dar esto de mi parte al anciano señor que vive arriba? Tengo dos soldados de plomo y le doy uno, porque sé que está muy solo.. ....
últimas actividades en inicio

Caligrafía: Fábula el martín pescador 

CaligrafíaFábula El asno juguetón 

Caligrafía: Fábula La viuda y su oveja

CaligrafíaFábula La zorra, el oso y el león