verdad y viajero

la verdad y el viajero 

está usted en: inicio --> fábulas



Un caminante, que viajaba por el desierto, encontró a una mujer que estaba sola y terriblemente abatida. Él le preguntó: 


--¿Quién eres?--


--Mi nombre es La Verdad-- contestó ella. 


--¿Y por cual razón-- preguntó él, --abandonas la ciudad para morar sola aquí en el páramo?--


Ella respondió: 


--En viejos tiempos, la falsedad era cosa de muy pocos, pero ahora convive con todos los hombres y ya no hay lugar para mí.  Esopo


 Moraleja:

Debemos defender la verdad a pesar de nuestro propio detrimento. Un mundo lleno de mentiras no es sano.