Se puede aprender a ser feliz?

Se puede aprender a ser feliz?



Partiendo de la premisa: 'la felicidad cien por cien e indefinida en el tiempo no es posible' debemos valorar el hecho de que sí, se puede aprender a ser feliz y serlo en períodos relativos o ciclos.

 

Lo complicado, quizá, es averiguar qué cosas nos hacen felices y, si tenemos acceso a ellas.

También, debemos dejar entrar a la felicidad por varias puertas, es decir, no limitarla solamente al bienestar económico o laboral esto haría que nuestra felicidad estuviera sometida a unos alicientes muy débiles, pobres en cantidad y en calidad.

Es sabido que no para todos, la felicidad entra por la misma ventana, para unos, una puesta de sol puede ser motivo de una felicidad inmensa mientras que, para otros, ser algo rutinario y sin belleza no causándoles un ápice de felicidad.

El 'misterio' está en trascender; en que el efecto de esa puesta de sol produzca unas consecuencias en nuestro corazón. No ver sólo con los ojos sino también con los sentimientos; mirar y, sobre todo, ver la grandeza de esa maravillosa y única puesta de sol. Sí, única, porque aunque mañana veamos otra, sin duda es eso, otra que también será única.

Muchos, pueden pensar que las personas adineradas, con excelentes puestos laborales son las más felices…. Craso error, con frecuencia, aunque no suelen reconocerlo ni, por supuesto airearlo, ellas como todas las personas tienen momentos de infelicidad. Inclusive, es hasta posible, que saquen menos partido a las cosas que proporcionan felicidad pues no sacan tiempo para contemplar la puesta de sol ya que, sus vidas a mil por hora y también, a veces, la falta de interés en esas cuestiones les impiden disfrutar de algo tan fácil con lo que deleitarse.

Por supuesto no generalizamos y esto puede sucederle a cualquier ser humano fuera de condiciones sociales privilegiadas… Lo hemos usado sólo como un posible ejemplo de probables situaciones humanas, respecto a la felicidad.

Pero volvamos a cómo aprender a ser feliz:


Dejar libre el corazón en cada experiencia es parte importante para sacar el lado bello de todas las cosas y así, nutrir nuestra felicidad. Si estamos oliendo una flor cuyo aroma borra los sentidos este 'borra'ha de ser metafórico y en realidad vivir de tal modo el momento que, lo que sea borrado es cualquier cosa ajena a la maravillosa fragancia proporcionada por ella.

Vivir y sentir el momento cien por cien, sin dejar interferir factores extraños, es una forma de sacar partido y aumentar las ocasiones de obtener felicidad de muchas vivencias.

1- Cierra los ojos

2- Piensa sólo en ese momento

3- Siéntelo y Disfrútalo

4- Llénate de felicidad

 

Si es una puesta de sol, la inmensidad del mar desde la orilla de una playa o cualquier cosa cuya ventana sean la vista y los oídos

 

1- Prescinde de la realidad exterior para concentrarte en tu       vivencia

2- Localiza los sonidos ajenos al momento, cierra ese canal      y deja abierto sólo el sonido del mar

 

Saber obtener felicidad de las aparentemente cosas 'pequeñas' es algo que se puede aprender y se puede conseguir; aun en situaciones difíciles cuando estemos pasando un mal momento el ser humano es capaz de encontrar ocasiones para evadir la infelicidad.

La vida se compone de momentos que depende forjemos en más momentos felices o más momentos infelices; siempre tendremos ambos pues esa es la disposición natural pero, según queramos sentir y vivir cada etapa, conseguiremos ser más o menos felices.

En cierto modo, depende de la disponibilidad emocional que demos a las circunstancias y de la dirección que queramos tomar para vivir cada momento.

Dibujar Colores

Lectura recomendada: Disfrutar de la vida. Es para todos lo mismo?



home

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Eloisa (lunes, 22 julio 2013 11:35)

    Todo es verdad, me gusta disfrutar mirando a mi gato y soy feliz y disfruto mucho :) gracias, me gusta esta web